TEATRO
Mónadas y monadas
Eric Fco. Díaz Serrano

Acto segundo
(Quince segundos después del Primer Acto)

  • Al abrirse el telón, coincide una gran risotada de los actuantes. El telón descubre (al momento en que pasa Servicio de lado a lado por la embocadura del escenario), a Ricomono sentado en el sofá de la izquierda, a Monabella en el sofá de la derecha, con ella Micofeíto. De pie, detrás de los sillones, a la izquierda Monomero y a la derecha Gorilias. Loret Ta está en su lugar de siempre. Servicio, al pasar, deja botellas; se lleva otras (sale). Mientras todos ríen Loret-Ta canta.

    Loret-Ta:
    (canción)
    Si creciente, embiste oriente.
    Si menguante: adelante
    y nunca da la espalda para acá
    ¡Ay! luna-luná...

    Gorilias:
    Pues sí, en realidad fue
    una buena anécdota aquella.
    Como aquella otra del famoso Libro Azul...
    Todos los monos que lo leían se asfixiaban...

    Micofeíto:
    Mono que lo leía,
    mono que quedaba azul...

    Ricomono:
    Si porque el Libro Azul
    no tenía ni puntos ni comas,
    por lo que no había
    cómo tomar\saliento
    en esa lectura (jadeo)...

    Monabella:
    Monabella nunca olvida.
    Y recuerdo también que esa vez
    estuvo con nosotros Mandrilio y Monoliso.

    Ricomono:
    Precisamente es por él que estoy aquí.

    Gorilias:
    Y yo por Mandrilio.

    Loret Ta :
    Bueno, vamos, ya hicimos relaciones
    vamos, vamos... A lo que vinimos eh...
    al grano, al grano.

    Micofeíto :
    Yo quiero decirles antes que nada,
    antes de todo
    lo que aquí se va a decir,
    que yo estoy aquí gracias
    a mi servicio de espionaje.

    Sercicio:
    (asomándose por el bastidor)
    Cuidado me cantas de soplón
    porque destapo intimidades que...
    Mejor no digo.

    Micofeíto:
    Porque hasta donde entiendo
    Monoliso le dijo a Ricomono,
    Ricomono a Monabella,
    Mandrilio a Gorilias
    y a mí... ¡ nadie !

    Loret Ta :
    J e ! Pero si tú estás mejor enterado con sólo decir:
    (llamando) serviciooo.

    Monomero:
    Bueno, es que yo...

    Micofeíto:
    No te preocupes,
    no me interrumpas.
    Quiero hacerles la confeción
    de que, si bien he podido
    seguir de cerca la jugada,
    hace muchos años
    yo he venido sintiendo
    la necesidad de cambiar
    la línea, eh... quiero decir...
    bueno, ustedes me entienden...

    Monomero:
    (hace gesto y pone ojos de:
    ¡ si... qué bien va la cosa !)

    Loret Ta:
    Monomero, Monomero...
    disimulá un poco,
    porque se te está regando el dulce.

    Monabella:
    ¡Esto es increíble!
    Creí que asistiría a una intriga,
    o por lo menos a su resultante;
    y veo que todos tienden
    a patear el balón hacia una misma dirección.
    Incluso podría incluirme yo misma y decir "tendemos",
    salvo que Gorilias dijera lo contrario.

    Gorilias:
    tendemos...

    Loret Ta:
    ¡Claro que tendemos!

    Gorilias:
    Monomero ha pulido,
    como quien lima un eslabón;
    y nos lleva a la esencia
    de lo sublime,
    a la réplica de lo abstracto
    para hacérnoslo ver
    en forma objetiva...

    Monomero:
    (Tose asustado temiento que puedan saber
    algo sobre su réplica de la banana y
    dice al público) de qué... réplica habla...
    Eh ... (dice a los actuantes) Bueno, Yo...

    Loret Ta:
    No te preocupes Monomero,
    él no sabe sobre tu réplica
    de la banana. Tranquilo...

    Gorilias:
    Quiero decir con esto que
    tu mensaje, que siento aún como cifrado, es sublime
    pero, verdaderamente,
    no ajusta que esto pueda ser
    tan cándido y que solamente
    el amor te mueva.

    Loret Ta:
    Monomero, cuidado se te safa
    la lengua-de-mono y decís
    el truco de la réplica.

    Monomero:
    Sólo me mueve el deseo de eliminar tan horrendo acto.

    Loret Ta:
    Cien puntos, Monomero.
    Cien puntos, te la jugaste
    como todo un maromero.

    Monomero:
    Soy sincero en decir
    que no me mueve el deseo
    recibir recompensa alguna.

    Loret ta:
    Sigue así, Monomero,
    sigue así que yo quiero estrenar
    jaula nueva.
    Di que una jirafa bailando rock
    contorsionó tanto el cuello
    que se le hizo un nudo...
    ¡ Vaya mentiras las de este mono !

    Gorilias:
    Perdona si la duda
    me llega a morder.
    Pero debemos recordar que
    somos monos y por tal,
    andamos en todo tipo
    de bejucos.

    Loret Ta: Y en todo tipo
    de ramas a juzgar
    por la cara de esta mona...

    Monabella:
    Me encanta la verborrea de este mono.
    Siempre tan atinado, es el adalid de los que hemos
    superado la era del desodorante...

    Micofeíto:
    ¡Oh monabeya! tienes el don
    de que en tu trabajo está
    el verbo y lo que acabas
    de decir de Gorilias es una fina
    distinción para su mónada.

    Gorilias:
    Me apena decirlo pero es cierto. Gracias Monabella
    Y lo digo porque (diciendo a Monabella) siempre
    me ha agradado tu verborrea escrita,
    creo que incluso la alabo.
    Con esto quiero decir que yo creo que,
    si sacamos algo en concreto,
    es agradable saber que tú serás la encargada
    de publicar la novela.

    Monomero:
    Sí, ya me imagino los grandes titulares.

    Gorilias:
    Esperáte Monomero. No te adelantes.

    Ricomono:
    Sí, no nos adelantemos.

    Loret Ta:
    ¡ Tranquilo, tranquilo Monomero !
    Te desbocaste.

    Gorilias:
    En realidad el planteamiento
    está bien, es bueno, tiene lógica.
    Pero a menos de que me declare loco
    por amor, es un absurdo tirar al foso
    una banana de oro para no volverla a ver jamás.

    Micofeíto:
    Es lo que yo digo,
    Dejar de matar vírgenes
    es lo correcto; darle a la plebe otro show,
    es necesario. Pero no es posible
    perder la banana !

    Loret Ta:
    ¡ s¡ Ja... Y quien lo dice !

    Monabella
    Estamos de acuerdo en que hay que arrancarle
    algo a esa banana.

    Loret Ta:
    Monomero, ya están haciendo planes
    para repartirse tu botín...

    Monomero:
    (gesticula haciendo que va a hablar)

    Loret Ta:
    Cállate, Monomero, cállate.

    Gorilias:
    Si tan sólo pudiésemos
    d e s a p a r e c e r l a
    de los ojos del público
    como por arte de magia
    yo diría que todo este proyecto
    de Monomero, sería perfecto.

    Monomero:
    (Gesticula que va a hablar)

    Loret Ta:
    Monomero, cállate, porque se me hace que éstos
    son capaces de hacer otra réplica,
    pero todavía no es momento
    para cruzar la cuerda floja,
    ¡ cuidado te resbaaalas
    en la cáscara de la banana !

    Micofeíto: 
     Imagínate, año con año
    tendríamos una banana de oro,
    que vendría a resolver
    todos nuestros problemas.
    Me refiero a los del pueblo, ¡ claro está !

    Monabella:
    Con la puntita de la banana
    sería suficiente para hacer
    (hace movimientos eróticos)
    danzar, lanzar y mover
    a la prensa, a la radio,
    a la televisión y hasta para comprarme
    un abrigo ecológico de piel de banana.

    Loret Ta:
    No la peles m'hija, no la peles...

    Monomero:
    ¿Entonces debo entender que estamos de acuerdo
    en eliminar esa tradición de muerte?

    Ricomono: Es correcto Monomero.
    En eso haz triunfado.

    Loret Tá:
    He did it. Lo dijo el ricacho,
    el mono de la plata.
    El mero mero lo hizo...
    (todos aplauden a Monomero quien hace reverencias de agradecimiento)
    lo hizo, el mero mono lo hizo,
    ¡ Monomero lo hiciste !
    El amor ha triunfado y ahora,
    luego de un pequeño corte
    comercial continuemos
    con esta apasionante historia...

    Micofeíto:
    Ahora bien, detengámonos por un momento,
    sólo por un momento, a meditar y entender que,
    verdaderamente, si Chimpa y Monique
    al momento lo supieran, festejarían...

    Servicio:
    (pasa rápidamente por-detrás
    de la ventana derecha y, frente a esta,
    deja algo a Loret Ta, inadvertido
    para los actuantes, excepto para Micofeíto
    con quien cruza una mirada visible para el público).

    Micofeíto:
    al ver satisfechos sus sueños y se lanzarían a hacer
    lo que todos los monos más deseamos y queremos; el amor.

    Loret Tá:
    ¡Ah! (llamando) Servicio...
    dícelos para que lo sigan haciendo tranquilos.
    Serviciooo.

    Monabella:
    Si, porque Chimpa ha andado tras
    los huesos de Monique desde siempre...

    Ricomono:
    (al público)
    Y qué huesos ¡ mama mía, qué huesos !

    Monabella:
    Y, ¡ Claro¹ ! Monique se ha comportado
    como una excelsa primadona
    al comerse la miel sabiendo que
    tras la muerte no hay luna...
    de miel claro está.
    Esto afortunadamente,
    no es un secreto.
    Digo afortunadamente porque un gran sector
    del público sabe o sospecha que...
    tauro anduvo y anda en la casa de virgo...

    Loret-Ta:
    Lo que significa que Venus está en la fiesta...

    Gorilias:
    Pero no se deben enterar
    hasta que la comunicación sea oficial.

    Servicio:
    (se asoma desde el bastidor)
    Un monofonazo a Chimpa
    y Monique y ¡ ya !
    la hago oficial... (sale).

    Monabella:
    (llamando) Servicio

    Servicio:
    (volviéndose a asomar)
    Un momentito, ya estoy con ustedes
    (y dirigiéndose al público)
    porque debo estamparles mi mail.

    Ricomono:
    Si, no puede ser comunicado porque ese no es el problema.
    El problema es que yo no voy a patrocinar un espectáculo
    en donde el Estado ceda una banana de oro al planeta,
    cuando a los Monos Sapiens nos ha caracterizado,
    a través de milenios, sacarle, más bien,
    recursos al planeta.

    Micofeíto:
    Sí, porque a la plebe se le puede decir
    que hemos evolucionado de la Virginidad
    a la introducción fálica-planetaria.
    ¡Pero no es posible que pasemos
    el año sin banana!

    Monomero:
    ¿Y si hiciéramos una réplica?

    Loret Ta:
    ¡ Y lo dijiste...
    No pudiste guardar tu gran bocota !

    Gorilias:
    Ya pensé en esa posiblidiad,
    pero no me agrada.

    Loret Tá:
    ¡ Venga monazo !
    Que estos están en todas,
    es un asunto de simiosis,
    nadie vive al margen
    de su naturaleza...

    Micofeíto:
    También yo, y siento que algún sector del pueblo
    podría faltarle el respeto.

    Ricomono:
    De todas maneras, aunque fuese una réplica,
    sería un oro inamovible,
    y no es eso lo que pensamos
    para la actual banana, además,
    no creo que sea eso
    lo que queremos encontrar;
    aunque me parece que pueda ser
    la última opción si no encontramos una mejor.

    Gorilias:
    Bien. Vamos por partes.
    Por el momento pensemos
    en algunas ideas de cómo
    comunicarle ésto al público.
    Mientras, espero,
    se nos ocurra algo
    en relación con el oro.

    Monabella:
    En realidad es sencillo,
    ya lo dijo Micofeíto:
    es la bandera de Monomero y cuenta
    con la aprobación de Gorilias.
    Por lo tanto todo el pueblo
    terminará aceptándolo.
    Es decir, intervienen
    en la firma, además
    de la sabiduría espiritual,
    la sabiduría material-estatal y,
    desde mi punto de vista,
    no más se necesita una redactada de verborrea
    oficialista con carácter de campaña sensacionalista
    y, con aproximadamente un presupuesto
    de un millón de orobananas,
    el público puede estar convencido en 24 horas;
    y en 48 estará ansioso por ver
    el nuevo megaespectáculo.
    Desde luego siempre habrá que esquivar
    a las minorías gritonas. Pero la mayoría
    de estos son sólo berreadores, es decir,
    chicos que de pronto hechan de menos
    la teta que se les quita.

    Ricomono:
    Me parece atinada la apreciación de Monabella.
    Un presupuesto así equivaldría a un ataque frontal
    con prensa, radio y televisión fulminantes.
    Pero sigo insistiendo, por el momento ese no es el punto.

    Gorilias:
    Sí, es cierto. pero cuando menos
    esa parte la veo despejada.

    Micofeíto:
    Sí. Yo también me siento
    reconfortado por esa parte.

    Loret Ta:
    Mientras aquí todos estamos reconfortados,
    Chimpa y Monique ya están en una pura fiesta.

    Monomero:
    Creo que yo también me siento reconfortado
    por esa parte...

    Servicio:
    (entrando) Todos en las puras?

    Monabella:
    A mi sí, por favor,
    y doble porque tengo
    que pensar mucho.

    Gorilias:
    Yo me serviré un sencillo en las sodas
    (se sirve a sí mismo y a Monabella).

    Monabella:
    (pensando en voz alta)
    Tengo que pensar en frases hechas,
    simples pero que lleguen a esa masa de...
    imberbes peludos.

    Ricomono:
    Igual, me lo serviré en las sodas (se sirve).

    Monabella:
    Tengo que pensar en alguno de esos acicates viejos
    que siempre son eficaces para público desprevenido.

    Micofeíto:
    (dirigiéndose al servicio y llevándolo a un aparte)
    Dame sun poquito de Monocola como tu sabes... Dime,
    en donde estabas. Supongo que ya les dijiste...

    Servicio:
    Supuse que usted deseaba de antemano
    que supieran sobre su absolución.

    Micofeíto:
    Si, todos sabemos que cuando la vida está en peligro
    lo mejor es huir... Bien hecho, eres un gran servicio.

    Servicio:
    (sale)

    Monomero:
    Ave y gracias Gorilias,
    ave y gracias Micofeíto,
    gracias Ricomono y Gracias Monabella.
    Hoy Eslabonia Perdida sonríe;
    en su cielo hay esperanza.
    Brindemos...

    (Todos brindan)

    Loret-Ta:
    Yo brindo por Monique...
    quien saborea la vida con sumo placer.

    Monomero:
    Creo que con esto me basta y me sobra.
    Lo demás para mí, es decir,
    me refiero al oro,
    es una situación secundaria,
    que de alguna manera...

    Loret Ta:
    Que de alguna manera tenés que ver
    cómo le sacamos algo, monazo,
    porque ahora sí no podés engañar a nadie.

    Monomero:
    Por la Gran Banana !
    (hace la señal o ademán pela-banana)
    que de alguna manera debemos beneficiarnos todos.
    Desde luego me refiero al pueblo y,
    a todos nosotros,
    como representantes de ese pueblo.

    Ricomono:
    Yo creo que puedo tener la solución
    (lo dice sacando unos planos
    y poniéndolos sobre la mesita
    luego quitar algunas bebidas).
    Tengo una empresa en la República de Simia
    que ha descubierto y perfeccionado
    un artefacto que, como pueden ver,
    orada el suelo,
    pudiendo introducirse en el subsuelo.

    Gorilias:
    Déjame ver. Déjame ver... (llega y toma una copia)

    Ricomono:
    (Entrega sendas copias
    pero cuando llega Monomero
    ya no hay copia para él)

    Monabella:
    Vé qué interesante... Es como del tamaño
    de una locomotora de ferrocarril

    Ricomono:
    ¡Ajá! y lleva adelante una fresadora gigante
    que rompe la piedra y se introduce en el subsuelo.

    Micofeíto:
    Aquí dice que es una cavadora de túneles.

    Monomero:
    Déjenme ver. Déjenme ver.

    Gorilias:
    Genial. Genial. esto es exactamente lo que necesitamos.

    Ricomono:
    Eso fue precisamente lo que pensé yo.

    Monabella:
    En realidad es fantástico. Cae justo al pelo,
    en la pura raíz de la banana, digo, del problema.

    Micofeíto:
    En realidad, Ricomono, esta es una prueba más
    de tu grandeza empresarial.

    Gorilias:
    Ricomono, haz dado con la solución del problema.

    Monomero:
    Verdaderamente discúlpenme,
    pero no alcanzo a comprender...
    sea, qué es lo que...

    Loret Ta:
    Que ya estas obsoleto, que se te adelantaron
    que si no te pones listo no te va a quedar
    ni la sombra de la banana; que ya jugaste monnazo,
    que si te descuidas te van a pelar la banana
    Piensa Monomero... Piensa... ¡Pero qué digo!
    si estás a punto de pelártela...

    Monabella:
    Es sencillo Monomero. Con este aparato podemos
    hacer un túnel al pie de la montaña.

    Ricomono:
    Tiene la ventaja de que no produce ruido
    y se le puede acondicionar una fundidora
    para que el oro salga en estado líquido;
    lo que permitiría de una vez, acuñarlo
    en nuestra bella moneda nacional.
    Diremos que se trata de una de mis nuevas sempresas
    y que será nueva fuente de trabajo.

    Micofeíto:
    Mira Monomero, según lo entiendo,
    esta cavadora hará un túnel
    que coincida con el foso sagrado.

    Gorilias:
    Ahí tendremos una red metálica, para que recoja
    la Gran Banana de oro que tu lanzarás,
    la cual fundiremos...

    Monabella:
    Repartiremos...

    Monomero:
    Lavaremos...

    Loret-Ta:
    ¡ Que fiesta, que fiesta !

    Gorilias:
    Y con toda esa fortuna crearemos nuevas fuentes
    de trabajo. Mmm... (pensando) ¿Como repartiremos?

    Monomero:
    Tengo una fórmula reconciliadora
    en aras de la unidad nacional.

    Loret Tá:
    Ese es mi monazo. Aquí ninguno está peleando.
    Aquí todos están de acuerdo y él
    tiene una fórmula reconciliadora
    en aras de la unidad nacional.

    Monomero:
    Vamos por partes iguales.

    Gorilias:
    ¿ Por partes iguales ?

    Loret Tá:
    Genial... ese es mi monazo.
    Ya barajó todos los "talvez"
    y del ahogado pescará el sombrero...
    Sea, acaba de rasguñar el veinte por ciento.

    Monabella:
    Servicio (llamando)

    Ricomono:
    Partes iguales se entiende fuera de costos.

    Gorilias:
    ¿Y a cuánto ascenderían esos costos?

    Ricomono:
    Los básicos. Costos de operación,
    traer la máquina, etc.etc. etc.

    Monomero:
    ¿ Y como cuánto sería eso ?

    Ricomono:
    Tal vez un 25 o 30 por ciento
    del costo total de la banana.

    Gorilias:
    ¿ Tanto ?

    Micofeito:
    Es poco...

    Gorilias y Monomero:
    ¿ Como que es poco?

    Micofeito:
    Digo, que es poco mas o menos
    lo que yo había imaginado.

    Gorilias:
    ¡ Ahhh !

    Monomero:
    ¡ Tan caro ! ¡ no puede ser !

    Gorilias:
    ¡ Imposible !

    Loret Ta:
    ¡ Imposible !
    Este ricacho se la quiere tirar Rico.
    Riiiico.

    Monomero:
    ¿ Y ese costo incluye un plan de ajuste económico ?

    Gorilias:
    Pero de qué está hablando este mono ?
    Mirá Monomero, espero que no estés pensando
    en una treta politiquera barata oposicionista
    porque recordá, que la última vez
    que estuviste en el Congreso como Diputado
    de Eslabonia Perdida, te dejaste una correspondencia
    que venía dirigida ha mí... Hacia mí mónada.

    Monomero:
    No sé a que te refieres

    Gorilias:
    A la carta de la Unión Simia de Naciones.

    Monomero:
    (pausado) Gorilias,
    esa carta venía dirigida a tu persona,
    como presidente del Congreso,
    pero cuando esa carta llegó
    al Congreso, el Presidente era yo.

    Servicio:
    (entra y se dirige al público)
    Estos, cuando no están sencaramados en una
    (hace ademán de tener grandes tetas)
    están encaramados en otra, verdad...
    (y dirigiéndose a Monabella) ¿ Mona, supongo
    que usted desea encaramarse uno en las puras ?

    Monabella:
    (como en secreto) Encaramame también un pollito
    o pescadito para calmar un pleito de gatos
    que tengo en el estómago y... Gracias.

    Servicio:
    (Asiente y se va).

    Gorilias:
    (Con furia) Tu sabías que esa carta me llegaría
    y entretuviste a la Directora de Correo durante
    toda esa mañana del cambio de poderes.

    Monabella:
    Parece que aquí se va a armar la gorda-mona

    Monomero:
    Gorilias. Eso no sucedió como tú lo estáscontando.
    Yo no puedo suponer que hayas imaginado una cosa así...
    Lo que sucedió fue que yo. en calidad de Relacionista
    le mandé un ramo de flores y la invité a reunirse
    conmigo esa mañana pues, con ánimo de fortalecer
    el servicio mutuo que ambos le damos a nuestro pueblo.

    Gorilias:
    ¡ Claro ! Y por eso le dijiste sdesde el día anterior
    que retuviera la correspondencia; porque en adelante,
    desde el congreso tú le mandarías un vehículo diariamente;
    pero eso sólo lo hiciste el primer día...

    Monabella:
    ¡ Ay ! Tan bellos que son el primer día...
    Hasta flores le mandan a una, los muy monos.

    Monomero:
    ¿Y tu crees que solamente lo hice por escudriñar eh..?

    Gorilias:
    Escudriñar, examinar, inquirir, averiguar, rebuscar
    y hasta si se quiere escrutar los documentos que venían
    firmados gracias a que yo conseguí esas firmas durante
    mi periodo. Vos te los dejaste y los diste a conocer
    hasta después, para que tus electores consideraran
    que había sido un logro tuyo...

    Monabella:
    (haciendo la señal pela-banana)
    ¡ Ay ! Que la pelada de la banana nos ayude...

    Monomero:
    Mira Gorilias, el cangrejo de los manglares
    se oculta en el sieno para protegerse,
    lo que a su vez le permite atacar.
    Ocultar esa duda durante tanto tiempo para lanzarla ahora como arma,
    no me parece procedente como habitantes
    que somos de un mismo manglar.

    Gorilias:
    Supongo que te refieres a que todos somos
    o hemos sido alguna vez cangrejos del manglar.

    Monomero:
    (con alarde de perorata
    en la que Gorilias queda convencido)
    Exacto. Y la verdad es que, en esa ocación,
    el juego político estaba así, y posiblemente,
    de haber estado en mi posición o mejor dicho,
    en la oposición, tu hubieras hecho algo similar.
    De todas maneras tu sabes,
    al igual que todos, que esto
    no nos beneficia ni nos perjudica sino más bien
    todo lo contrario. Lo cierto del caso es que, si,
    tal como afirma Ricomono, los costos serían
    de aproximadamente un 25 o 30 por ciento
    del valor de la banana,
    yo me preguntaba si esa suma
    se estructura ajustadamente dentro del plan

    Loret Ta:
    fiiiiiuuuuu

    Servicio:
    (Entra con plato y lo lleva a Monabella,
    le sirve además, un trago y sale).

    Ricomono:
    Bueno es sólo un aproximado claro está.

    Micofeíto:
    Monos... Monos... Pensemos... Reflexionemos...
    Veámoslo desde el punto de vista meramente comercial.
    Business are business.
    Se trata de mi banana en primer lugar.
    En segundo lugar, si vamos por partes iguales
    esos costos serán grandes la primera vez,
    pero luego el negocito quedará montado.
    En tercer lugar debo manifestar que yo estoy
    de acuerdo con todos ustedes y creo que Ricomono
    estaría dispuesto a ceder parte de sus ingresos
    a una campaña publictaria en favor
    del nuevo espectáculo para que año con año
    sea mejor y más resplandeciente

    Ricomono:
    Totalmente de acuerdo, al punto que tendrá su plan
    de ajuste económico y social.

    Gorilias:
    Bien, estoy de acuerdo en aras de la felicidad del pueblo.

    Monomero:
    Igualmente lo digo. (Gorilias y Monomero se dan la mano)

    Lore Ta:
    !Ay¡ Cómo envidio al Martin Pescador,
    tiene sus plumas de color como el agua
    y su cuerpo tiene la forma de una flecha;
    es todo un gran arpón con camuflage incluido
    el muy suertudo.

    Micofeíto:
    Todo está muy bien... me parece excelente.
    Sólo tengo un pero.

    Todos:
    (al unísono) ¿Cuál?

    Loret Ta:
    Dilo ahora o calla para siempre.

    Micofeíto: Me pregunto: ¿Cómo el pueblo va a pasar
    todo el año sin su Gran Banana ?

    Loret Ta:
    Ahora viene tu réplica Monomero, hazlo como tu sabes,
    en tu forma elocuente, breve sencilla y eficaz...

    Monomero:
    Sencillo! Tengo inversiones
    en una empresa en la República de Mikia
    que hace réplicas maravillosas
    de cuanto a uno se le ocurra
    (grita) Servicio... (siguiendo):
    Pueden contar con ella para entrega inmediata
    al momento y hora oportuna y a un precio
    por demás razonable
    porque no me mueve más que el deseo de servir.
    Micofeíto, talvez dirás que algunos
    vayan a perder fe
    porque se trate de una réplica,
    pero debes tener en cuenta
    que siempre existirán las minorías gritonas,
    los neoestúpidos, los resentidos sociales,
    los incomprensibles, pero por sobre todos ellos,
    siempre el amor y sólo el amor
    resultará triunfante. 

    Servicio:
    (se asoma y habla al público)
    Y siempre habrán monos, mónadas y,
    desde luego.... monaaaadas.

    Monomero:
    Brindemos...

    Todos:
    Brindemos...

    Loret Ta:
    Siempre hay una escusa pa'echarselo.

    Ricomono: (cantando)
    Brindemos por el amor, por el progreso y el bien común.

    Micofeito: (cantando)
    Juntos logramos servir y dar siempre lo mejor... al pueblo.

    Gorilias: (cantando)
    Brindamos por Chimpa y Monique...

    Todos: (cantando) Banana Banana

    Micofeito: (cantando)
    La Virgen de la Banana

    Todos: (cantando)
    Banana Banana

    Los actores rien y brindan mientras una música (de fondo) se escuhca; entonces, los actuantes quedan inmóviles en una imagen plástica, en posición de brindis, con las caras triunfantes (Servicio los mira embobado).

    Locutor: Si... La leyenda cuenta que Chimpa y Monique vivieron muy felices y que el pueblo la recuerda a ella como La Virgen de la Banana. Pero esa es otra historia que contaremos en otra ocación.

    Fin. (Cae el telón).

    Mónadas y monadas
    Eric Fco. Díaz Serrano
    Acto primero
    Marco teórico