Solxiré
Más allá de nuestro tiempo

- Foiu: Tal como quedamos en una reunión anterior aporto:
Considero que las vivencias que hoy tenemos en nuestras actualidades cotidianas dieron inicio varias décadas después de que fuera establecida nuestra ciudadanía planetaria; misma que hizo posible, como hoy sabemos, que las personas lograron emigrar por todo el globo terráqueo y, más allá en el espacio exterior, sin problemas que imponían las políticas de los estados nacionalistas; lo que vino a solucionar, a partir de aquellos días, las sobrepoblaciones en muchos lugares y la necesidad de mano de obra y recursos humanos en diferentes áreas como en las que convivimos hoy.

- Gwen: Bien sí, de común acuerdo contigo. Cuando el planeta emergió socialmente de ese pasado retrógrado a nuestra comunidad global de la humanidad en la que las personas son libres de ir y venir, según la voluntad y deseos de moverse cada quien donde quiera, dió como resultante la movilidad laboral global de manera placentera con excelentes resultados mucho más efectivos por lo atrayente a la eficiencia en la obtención de los recursos económicos que, sin distinción alguna, poseemos sin necesidad de utilizar aquellos sistemas bancarios, que según tengo entendido, sólo eran medios que servían mediante ordeño, al lucro de menos del uno por ciento de los humanos de entonces.

- Hella: Con anterioridad al establecimiento de la ciudadanía planetaria, por aquellos tiempos habían unos acuerdos comerciales entre distintas regiones globales que fueron de gran alcance para la llegada de nuevos movimientos que establecieron a la vez nuevos recursos para la obtención alimentaria y, posteriormente, también fue posible la obtención de productos, aunque no como ahora porque aún había deficiencias en la ocupación laboral, hasta que fueron sentadas las bases del movimiento laboral que hoy disfrutamos muchísimo más allá, o mejor debo decir más acá, de aquellos lejanos tiempos.

- Hidiun: Sí... de esto, eso y lo otro hay sobrada información y, como siempre, accesible sin dificultad para indagar más allá de lo que hemos heredado en el conocimiento colectivo de nuestras comunidades, ya de forma conciente o inconciente. Y es que por aquellos entonces ya había personas muy enérgicas, producto del desarrollo intelectual y comunal entre jóvenes y adultos, que pudieron alternarse recibiendo y dando empleo aprovechando los nuevos conocimientos que surgieron en gran medida por los cambios climáticos que hicieron posible el crecimiento humano-económico.

- Histry: Esos jóvenes y adultos de aquellos días fueron quienes luego serían nuestros tatarabuelos que pudieron construir sociedades, digamos, sostenibles, acumulando al máximo conocimiento y sabiduría social por lo que aprovecharon, sin desperdicio alguno, aquellos talentos tan avocados en logros personales y comunales que heredarían sus hijos, sean, los que llamamos los abuelos del pasado no reciente, de lo que se denominó como ciudadanía de nacimiento.

- Imash: Fueron vivencias de gran acción, con grandes dotes de amor, cuando la ciudadanía ya no estuvo más involucrada en disputas políticas de choque o de binarismos sexuales controversiales, sino que, en libre ver y convivir, se aunaron a la tarea de prever la salud física y mental para alcanzar periodos de vida largos, larguísimos y sanos, muy sanos; tal vez no tanto como los que hoy poseemos pero sí, muy sanos dentro de aquellas posiblidades que estuvieron a su alcance luego de morir flagelos humanos hartamente hirientes y descabellados.

- Karla: Agrego a esos recuerdos lo acontecido por los habitantres de aquellos pequeños estados insulares que desaparecieron al subir las aguas de los mares y que lograron ser reconocidos por derecho humano ante su existencia como ciudadanos internacionales. Y eso fue posible porque, aún cuando la mal llamada democracia por sus pésimas praxis, tenía aires de cosmopolita reconocida globalmente por las muchas organizaciones globales, cuyos burócratas, eran pagados por altísimos impuestos a la ciudadanía porque, los Estados nacionales, eran responsables de mantener el pago mensual sin importar el costo al que sometían al ciudadano de más bajos recursos de vida.

- Lindra: Ahondando en el tema, la primera gobernanza global fue útil en la coordinación sobre la gran fuerza de trabajo móvil que ya se había iniciado desde mucho antes con los llamados trabajadores nómadas digitales. Estas personas utilizaron un sistema internacional docente que sirvió de gran ayuda para asignar personas en trabajos digitales durante las migraciones climáticas masivas que surgieron. El slogan que dió paso a la gobernanza global decía: "las personas de la comunidad mundial trabajamos juntas".

- Pefsal: Fue una campaña informativa-publicitaria exitosa cuya base fue una mezcla entre la internacionalidad y un nacionalismo comunal. El resultado obtenido fue prácticamente unánime al dejar obsoleto el poder de los Estados nacionales. Y es que, muchos ciudadanos de muchísimas ciudades del mundo, sentían tener más vivencias en común con ciudadanos de otras regiones del mundo que con alguien de su pequeña comunidad o gran ciudad de residencia.

- Qoy: Entonces por mutuo propio, invariablemente, las comunidades del mundo se tornaron altamente inclusivas, al fortalecer sus comunicaciones locales colateralmente con la infinitud de redes de comunicación globales que, a la postre, resultaron ser muchísimo más grandes y equitativas.

- Rimsko: Eso trajo como consecuencia millares de beneficios que dieron lugar al fomento urbano y asistencia comunal entre compañeros de trabajo, a la vez que crearon y realizaron festejos de toda índole; tal vez no tanto como sucede en nuestra actualidad, pero sí de manera similar a nuestro proyecto social compartido que incluye el conocimiento y práctica de idiomas, costumbres universales y obras interculturales. Entonces lo que fue denominado antiguamente como patriotismo se convirtió en poderosa, aún hoy, fuente de identidad.

- Trintey: Digamos que fue el inicio de un materpater amorosamente patriótico por nuestra amada tierra y el aire que respiramos, aunada el agua comunal que animó a toda gente al cuido en beneficio de la salud propia de todos y de toda comunidad terrestre.

- Srendol: Digamos también que, esos fueron los inicios para que los ciudadanos jóvenes con el apoyo de los adultos tanto locales como inmigrantes, crearan nuevos grupos de auxilio como nunca antes habían existido. Personas atentas al socorro ante casos de desastre con la restauración de la naturaleza respectiva, así como esfuerzos para agilizar el trabajo agrícola y demás entornos sociales que convinieron en la creación del gran sentimiento de solidaridad que hoy nos envuelve a todos.

- Tryxy: Traigo a bien recordar que siempre estamos en la mejor disposición en la restauración e invención por aportar ideas y recursos que fomenten nuevas tradiciones, en favor ambiental o social, que favorece a todos, y así la ciudadanía logra tener cierto orgullo; ante tal beneplácito que goza de respeto y animación por tales vivencias.

- Yany: Fueron los siglos y milenios de la desigualdad que terminó con las tribus de aristócratas globales que sucumbieron ante nuevos lenguajes de autoconstrucción sin importar lugar en el que nacieron. Hoy sí, la tierra es toda nuestra y, aún los zíngaros actuales conviven junto a todos fusionados en riqueza cultural y miríadas de transiciones que nosotros, los humanos, compartimos en esta Tierra que es de todos.

Astralia... tras q´escribe, canta
Veamos: cuando escribimos textos literarios o tomamos textos ya escritos y los leemos, enarbolamos un canto interno en la continuidad de la lectura con la característica que dicho canto es propio en cada quien. Analógicamente es similar cuando leemos en voz alta en propia entonación que semeja un canto; de hecho es un canto. Si tal lectura está a cargo de un habitante del sur, tendrá, además del regionalismo conceptual, la entonación propia que es todo un canto propio. Similar sucede con un habitante del norte, este y oeste.

Así oímos el canto en la forma de hablar en migrantes que, la mayoría de veces, identificamos procedencias en los hablantes. Desde luego que, con el paso del tiempo, las personas que emigran y se estabilizan en alguna comunidad, poco a poco van adquiriendo las formas de entonación propias del conglomerado social en que se ven o están inmersos.

Astralia nos dice que tras que escribe, canta; lo que nos lleva a sentir la musicalidad de sus palabras y, cuando leemos sus escritos, entonamos nuestro propio canto que equivale al valor que poseemos ya sea en el trabajo o con amistades y familia como resultado de la vida que vamos viviendo, digamos, bien vivida. Continuemos aquí con este aporte que con intencionalidad y equilibrio nos lleva a crear espacios disponibles como disfrute del descanso cotidiano.
Astralia... tras q´escribe, canta