Servicio de consultas las 24 horas todos los dias del año, en todos los grupos.
Alojamiento: Productores, Asesores en vivo; Publicidad & Mercadeo, Arte Comercial, Periodismo. Taller Literario: Videofilms, Actuación, Interpretación. Foto: iluminación, Gráficos. Impreso: Diagramación, Hipertexto, Música: audio/sonido. Artífices.




Si bien la risa a carcajadas nos libera de energías nefastas en verdad favorece porque actuamos abiertamente y sin tapujos al punto que, mientras reímos, nos olvidamos de esos posibles males que nos acontecen en el trajín del diario vivir. No obstante y de manera paradógica, usualmente se observa que en las manifestaciones de humor existe un cierto gesto de agresión total o parcial, incluso en esos casos más inocuos totalmente ajenos al daño físico o moral.

Es visto que, cuando un bebé ríe, lo hace por haber conseguido su deseo y no propiamente como manifestación de agradecimiento. Cuando la risa es como el cantar de un manantial, parafraseando a Carlos Gardel, bien podemos decir que la risa de las personas en edad infantil son como una música que brota a garganta plena que desborda cataratas cristalinas que a su vez nos hacen reir o sonreir a plenitud... por eso las niñas y, bueno, y los niños también según el decir inclusivo, son el encanto de hogar, en el disfrute de la vida que inicia al futuro sin adentrarse al mundanal nuido.



El genial Cantinflas lo dejó dicho y bien claro: «La primera obligación de todo ser humano es ser feliz. La segunda es hacer felices a los demás».

Una de las varias sustancias que elabora el cuerpo que suelen alivianar el dolor físico y dar sensación de bienestar son las endorfinas, de las que se dice que son como las hormonas de la felicidad. Colateralmente, la risa limita la producción de cortisol que es la hormona responsable del estrés y, la risa también estimula el sistema inmune, acelera el ritmo cardiaco con lo que aumenta el aporte de oxígeno al cerebro. Vale hacer notar que cuando nos reímos es porque percibimos alguna incongruencia contraria a lo que esperamos de manera razonada.



Cuando las personas conversan de manera inusitada es como si pensaran en voz alta, de ahí que pueden decir cosas o externar opiniones que causen risa, asunto que puede llevar a quien escucha, a sentir felicidad; así también, como cuando se trata de temas inusuales o improvisadamente raros con posibles resultados sorprendentes, pueda que una risa de cualquiera de los interlocutores decline en sentimientos de tristeza, miedos e incluso enojo que se transmuta en situaciones totalmente opuestas al intercambio de ideas en beneficio del arte conversar animadamente alternando con risas y sonrisas sanas, profundamente divertidas.

Estas situaciones tan humanas es lo que aprovechan los guionistas de producciones denominadas "de golpe y porrazo", para hacer reir a los espectadores expuestos a incongruencias exprofesamente ilógicas en set de producción o en un escenario. Incluso son vistas con caracter de humor terapéutico porque promueve la salud y el bienestar al estimular en el público un descubrimiento alegre del mal o del beneficio de otros, por intermedio de la apreciación basada en expresiones absurdas por lo incoherente con que a veces nos encontramos en diversas situaciones de la vida.



Cuando Albert Einstein conoció a Charles Chaplin le dijo: «Lo que más admiro en su arte es que usted no dice una palabra y sin embargo todo el mundo lo entiende». Chaplin le respondió: «Cierto, pero su gloria es aún mayor, el mundo entero lo admira pero nadie entiende una palabra de lo que dice».



Como sabemos, no es lo mismo reírnos con alguien, que reírnos de alguien. Tenemos algo así como una herencia instintiva ancestral diferente de la risa de grupo que previene para modificar conductas de individuos que no pertenecen al grupo propio; es risa manifiesta que acoge o excluye.

Cuentan que el escritor Honoré de Balzac (autor de La comedia humana) notificó así a los presentes, la defunción de su tío millonario, el cual le había dejado por herencia todos sus bienes: «Ayer, al anochecer, mi tío y yo pasamos a mejor vida».

Y que queda claro, que toda obra o evento académico está completo cuando goza de un toque de buen humor.



Varios estudios dan cuenta que los chimpancés y otros grandes simios también ríen y su risa produce un sonido similar al jadeo sobretodo porque su risa está ligada con su respiración inmediata. Aunque otros animales manifestan similitudes parecidas a la risa, solo los seres humanos ríen de verdad porque la risa es inteligencia pura y simple. La persona tiene que tener un conocimiento previo que le permite asociar con lo que otra persona o grupo expresa; imposible reirse de lo que no se conoce por experiencia previa. En el libro Evasiva Verdad leemos en el inicio del libro:

Soy el único ser conocido -Uno-
que puede verse a sí mismo
en perspectiva.
El único animal que ríe de sí mismo
...y se enfrentó con el fuego
y dominando los fuegos
desarrolló sociedades.




© Concesiones por utilización y derechos Copia/Autor, o bien, por comercio, trabajo, producción o estudio escriba a lectorias@lectorias.net
© Hannia Hoffmann © Eric Diazserrano